8 casas rurales para un viaje a la granja

Si eres padre sabrás lo complicado que puede ser encontrar algo nuevo, diferente y especial para que los niños se diviertan. Es cierto que en verano, si viajas a un sitio con piscina, casi se entretienen solos pero la historia cambia cuando el termómetro no supera los 10 grados y ya no es tan fácil hacer que se lo pasen bien durante una escapada. Por eso Clubrural, que tiene muchas propuestas para viajar con hijos, nos recomienda en esta ocasión alojamientos con granjas para que los niños se lo pasen genial, a la vez que estén más cerca de los animales.

Cortijo Los Tomillares (Guadalcanal, Sevilla)

Un tradicional cortijo andaluz puede ser un buen escenario para el ocio de tus hijos. Además, si nunca han estado en Andalucía, es el momento. Porque aquí tienen una pequeña granja ecológica donde podrán acercarse a los borreguitos, los gansos o las gallinas que viven en esta finca. La casa tiene capacidad para hasta 23 personas y dispone de unas amplias instalaciones para la total comodidad tanto de niños como de adultos.

casas rurales con niños

La Bauma (Sagas, Barcelona)

Esta antigua casa de piedra es un espacio perfecto para que hasta 8 personas disfrutéis de un fin de semana (o lo que surja) en buena compañía. En este caso la propuesta de La Bauma también viene de la mano de los animales, pues sus propietarios además de dejar a los niños acercarse a las terneras y los caballos, invitan a que les ayuden en las tareas diarias de alimentación y cuidado de los mismos. ¡Que se pringuen con los animales!

casas rurales con niños

Utxunea (Donamaría, Navarra)

¿Tienes un grupo de 6, 7 u 8 personas y estás preparando un viaje a Navarra? Déjanos que te recomendemos esta casa. Situada en un caserío histórico, en ella se vive una experiencia de lo más rural y los niños pueden acceder desde la misma vivienda a la granja de vacas que tienen los propietarios. Aquí los más pequeños pueden acercarse a una forma de vida tradicional y muy diferente a lo que probablemente están acostumbrados.

casas rurales con niños

Hotel La Casona de Andrea (Tiedra, Valladolid) 

La propuesta “animal” de esta casa viene de la mano de la Granja Escuela “Hoyo de la Perdiz”. Aquí es muy sencillo descubrir más sobre el mundo de los caballos, visitar bajo la supervisión de monitores una colmena y ver cómo se hace la miel paso a paso. Es, sin duda, una oportunidad especial de pasar unos días muy cerca de los animales y descubrir más sobre ellos. ¿Te animas?

casas rurales con niños

Casa Rural Loranca (Loranca de Tajuña, Guadalajara)

Este es un rincón perfecto de Guadalajara para viajar con los niños, porque es una casa acogedora y tiene lo que ya imaginarás: una granja. En ella hay gallinas y se puede recoger huevos frescos y dar de comer a los patos. Además, el alojamiento dispone de una excelente zona ajardinada con juegos al aire libre, en la que los pequeños de la casa pueden pasar las horas mientras vosotros descansáis en el interior de la casa.

casas rurales con niños

Corral de Lladurs (Lladurs, Lleida)

Este conjunto de cinco casas es un lugar fabuloso si estás pensando en preparar una escapada por el norte de España. Lleida es una provincia ideal para mostrar a los niños la naturaleza y más en casas como estas, donde además les dan la oportunidad de conocer de cerca los animales de granja: cabras, conejos, gallinas o gansos serán algunos de los que más les llamarán la atención. Son un conjunto de cinco alojamientos, cada uno de alquiler íntegro, que comparten la granja como espacio para todos los huéspedes.

casas rurales con niños

Casas Rurales Cortijo Balzaín (La Zubia, Granada)

Este otro cortijo andaluz es una opción más para enseñar a los niños cómo era y es la vida en el campo. Aquí pueden pasar un rato con los animales en la mini-granja que hay y tienen la oportunidad de pasear por el  museo de arados, trillas y utensilios. De esta forma aprenderán un poco sobre cómo era el trabajo de nuestros abuelos y descubrirán sus herramientas de trabajo.

casas rurales con niños

Finca Es Pla Nou (Manacor, Mallorca)

Esta finca sostenible mallorquina se construyó en 1880 y de entonces conserva la arquitectura tradicional, aunque adaptándose al siglo XXI, con servicios y decoración actuales. Entre sus servicios y características destaca una pequeña granja, en la que ver de cerca caballos, burros, gallinas o cerdos, una amplia variedad de animales con los que los niños estarán entretenidos gran parte del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *