Planes a lo grande en extremadura

Esta región ofrece una de las naturalezas mejor conservadas del sur de Europa, una interesante variedad cultural y una excelente gastronomía. Te proponemos seis planes para desconectar de la rutina y descubrir (o redescubrir) Extremadura con la familia.

Carreci Rivera de Acebo Sierra de Gata

De fiesta en la naturaleza

A lo largo del año se celebran numerosas iniciativas que programan rutas de senderismo, talleres infantiles, mercados tradicionales, conciertos y espectáculos de animación, siempre con el telón de fondo del respeto a la naturaleza. Una de las más representativas es la Fiesta del Cerezo en Flor del Valle del Jerte, de Interés Turístico Nacional, que cada primavera saluda la floración de más de un millón y medio de cerezos en esta comarca de Cáceres. Semanas después, en plena recolección, los pueblos del Jerte ponen en marcha ‘La Cerecera’ (junio-julio), que ofrece platos de degustación elaborados con cerezas, visitas guiadas a las cooperativas y otras actividades para todos los públicos. Este valle concluye el año con ‘La Otoñada’, en la que no faltan rutas por el bosque ni jornadas gastronómicas.

Esta estación, especialmente espectacular en Extremadura, es la protagonista de muchos eventos relacionados con la naturaleza, como el ‘Otoño Mágico’ en el Valle del Ambroz, ‘Geodisea’ en el Geoparque Villuercas, Ibores, Jara y ‘Échate a soñar’ en la Sierra de Gata, los tres en la provincia de Cáceres, y el ‘Otoño iluminado’ en Llerena (Badajoz).

Astroturismo Monfrage Observatorio de Torrejn el Rubio

De profesión: contador de estrellas

Extremadura posee los cielos más oscuros de Europa continental, lo que la convierte en un destino ideal para contemplar estrellas y planetas. La ausencia de contaminación lumínica, el clima benigno, con un gran número de días despejados, y la buena accesibilidad hacen de la región un paraíso para los aficionados a la astronomía.

Por toda la geografía extremeña es fácil encontrar buenas localizaciones para practicar astroturismo, pero merece una mención aparte Monfragüe, Parque Nacional, Reserva de la Biosfera y primer destino de la región que ha obtenido el certificado Starlight, lo que garantiza condiciones adecuadas para disfrutar del cielo nocturno.

Mrida Festival Emerita Lvdica

Una de romanos en Mérida

Más de 2.000 años después de su fundación, Emerita Augusta, la capital de la provincia de Lusitania, conserva en buen estado muchos de sus monumentos romanos. Hablamos de un teatro con capacidad para 6.000 personas. Nos referimos a un puente de 792 metros que es utilizado a diario por miles de personas. Y mencionamos las termas de Alange, a unos 18 kilómetros de Mérida, hoy integradas en un moderno balneario.

La lista de monumentos romanos es mucho más extensa e incluye otros de gran de interés, como el anfiteatro, el circo o hipódromo (uno de los mejor conservados de esa época), el arco de Trajano y el templo de Diana, entre otros. Por todo este catálogo de arte y arquitectura, la capital extremeña es Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Aunque el Festival de Teatro Clásico no recomienda la entrada de menores de siete años a sus obras, el certamen programa en la ciudad actividades al aire libre para todos los públicos, como pasacalles, cuentacuentos o representaciones teatrales en el templo de Diana.

Para entender cómo era Hispania en tiempos del Imperio Romano resulta imprescindible visitar el Museo Nacional de Arte Romano (MNAR). Y si estás por Mérida en junio, no dejes de participar en Emerita Lvdica, uno de los festivales de recreación histórica más destacados de España.

Cceres visita teatralizada

Princesas y caballeros medievales en Cáceres

Esta ciudad presume del conjunto monumental mejor conservado de España y uno de los más relevantes de Europa. De la Norba Caesariana romana a la Cáceres renacentista, pasando por la villa fortificada de los almohades o la judería vieja, un recorrido por sus calles empedradas nos permite descubrir torres, palacios, arcos e iglesias, en un número y calidad tales que nos sentiremos princesas y caballeros medievales.

Entre las posibilidades para conocer Cáceres de una manera divertida y con niños destacan las visitas teatralizadas, con vestimentas de la Edad Media, y las nocturnas en verano.

Navegar en agua dulce

El Tajo, el río más largo de la Península Ibérica (1.008 kilómetros), es el gran protagonista del Parque Natural Tajo Internacional, un espacio compartido por España y Portugal que es Reserva de la Biosfera. A la importancia ecológica de este territorio se une el valioso patrimonio artístico y etnográfico de la zona, con abundantes restos megalíticos y ejemplos de culturas como la romana (cabe destacar el puente de Alcántara) o la visigoda.

Desde hace unos años, un barco turístico surca estas aguas fronterizas y permite a sus pasajeros apreciar la fauna y la flora, acercarse a la cocina rayana y conocer los caminos que utilizaban los bandoleros y los contrabandistas, convertidas hoy en rutas para senderistas y ciclistas.

A unos kilómetros, otro barco navega por el embalse de Alcántara y remonta el cauce del Alagón, afluente del Tajo, hasta llegar a los Canchos de Ramiro, un espectacular paraje natural. Las posibilidades para los marineros de agua dulce se amplían esta primavera con un circuito en aguas del Tajo por la Reserva de la Biosfera de Monfragüe.

Isla de Plasencia

Un chapuzón en parajes naturales

Más de 60 piscinas naturales, cascadas y gargantas situadas en lugares de gran belleza y 1.500 kilómetros de costa interior para pescar y practicar deportes náuticos hacen de Extremadura un destino ideal para disfrutar del agua y la naturaleza.

En los últimos siete años, la playa de Orellana la Vieja (Badajoz) ha ondeado la bandera azul que reconoce la calidad de las aguas de su embalse y las infraestructuras disponibles. Fue, de hecho, la primera playa de agua dulce que conquistó este distintivo en España.

La de Orellana es una de las 65 zonas naturales autorizadas para el baño. Un total de 40 piscinas naturales, 17 playas fluviales y 8 playas situadas en embalses convierten a la región en un destino de interior diferente en España. A esto debemos añadir 1.500 kilómetros de costa de agua dulce, algo único en Europa occidental, unos recursos que hacen posible la práctica de pesca deportiva, vela, piragüismo, windsurf o buceo a muchos kilómetros del mar.

Más información: www.turismoextremadura.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *