Padrón, donde nace el Camino de Santiago

rio Ulla

Hoy vamos a viajar hasta Padrón, un municipio situado al sur de la provincia de La Coruña, límite con Pontevedra, que se asienta en la amplia vega que hay entre los ríos Ulla y Sar, formando una puerta natural de la Ría de Arousa. Este municipio con más de 8600 habitantes no solamente es la cuna del Camino de Santiago sino también de autores tan importantes como Rosalía de Castro y Camilo José Cela, además de ofrecernos sus atractivos recursos naturales y una gastronomía inolvidable.

Fondo de Vila

El apóstol Santiago y la Cuna del Xacobeo

Cuenta la leyenda que la barca que transportaba el cuerpo del Apóstol Santiago desde Palestina llegó hasta esta costa coruñesa y fue amarrada en un pedrón, antiguo miliario romano y palabra que da origen al actual nombre de esta localidad. Así, su relación con el origen de la tradición apostólica y el Camino de Santiago quedó definido. Hoy día este miliario tiene una cruz inscrita en su parte superior como reminiscencia de la costumbre cristiana de eliminar elementos paganos. Su parte central se muestra desgastada ya que desde la Edad Media los peregrinos adquirieron la costumbre de abrazar la piedra.

La villa en sí tiene su origen ya en el siglo X como un alfoz de Iria Flavia y surge al lado del río Sar, que fue navegable hasta mediados de la Edad Media. Padrón se convierte así en una encrucijada de caminos y centro de peregrinaciones jacobeas. Actualmente, su estructura conserva el clásico urbanismo medieval basado en calles estrechas articuladas alrededor de un eje central, la Rúa Longa, de la que salen el resto de calles intercaladas con pequeñas plazas.

Otro de los lugares relacionados con el apóstol Santiago es Santiaguiño do monte, cada 25 de julio se celebra la romeria de Santiaguiño. Según la tradición, esta rocas predicó el apóstol e hizo brotar con su báculo la fuente milagrosa que se encuentra bajo la ermita. Este santuario paleocristiano se convirtió en un sitio emblematico durante las peregrinaciones desde la Edad Media, viendo aumentada su popularidad en los siglos XV y XX. En los años Santos se tenía por costumbre hacer la peregrinación a Santiago y después terminar precisamente en este lugar.

Como curiosidad, en la puerta de la fachada este de la ermita podremos ver el relieve que representa al Apóstol Santiago bautizando a la Reina Lupa. En el interior, hay un único altar en el que se encuentra una imagen de Santiago hecha en piedra y erosionada por el toque de los peregrinos durante siglos. Por último, hemos visitar la fuente milagrosa que nace debajo de la ermita. Según la tradición, en este lugar se escondía el apóstol y desde el siglo XV los peregrinos beben y se lavan en este lugar. Hoy día, la víspera de San Juan se recoge su agua para mezclarla con hierbas y así, purificar y ahuyentar a los malos espíritus.

Flor del Pimiento

El Jardín Botánico Artístico de Padrón

Otro de los lugares que no debemos perdernos cuando visitemos Padrón es su Jardín Botánico Artístico, un elemento que en sí mismo aglutina la diversión y el ocio junto con actividades socioculturales. Además, tiene una importante dimensión científico-educativa y profesional. Aunque este jardín se documenta en 1869, se cree que su origen puede encontrarse en el siglo XVIII, concretamente en un palacio de la casa de la Calzada, ya que hasta 1947 este lugar se conocía como Jardín de la Calzada.

Se trata de uno de los jardines más antiguos de Galicia y que además tiene una gran relevancia ya que cuenta con el parterre geométrico de diseño estructural más importante de toda la comunidad. Culturalmente está vinculado al Apóstol Santiago, a Rosalía de Castro y a Camilo José Cela. Además, tiene la condición de Jardín Artístico desde 1946.

Contiene varias joyas naturales que no deberíamos perdernos. Una de ellas es la Palmera del Senegal, la formación más importante de su especie cultivada en jardines españoles que además surte de palmas a centenares de vecinos cada Domingo de Ramos. También tenemos que ver la gran secuoya roja que mide casi 42 metros de altura y a cuya sombra Rosalía de Castro compuso algunos de poemas. Otros árboles importantes de este jardín son la Corona de Cristo, que recibe este nombre porque es donde se ahorcó Judas y que aquí se ha podado para darle forma de corona; el Árbol de Coral, una especie argentina de la que solo hay tres ejemplares en Galicia siendo el más grande el de Padrón; y el Carpe que tiene a sus pies el Banco de los Enamorados.

ExColegiata de Santa Maria la Mayor de Iria Flavia

Iria Flavia

Iria Flavia es el nombre del municipio romano con el que se conocía a esta parroquia que acabó convertida en una pequeña aldea cuando la población se empezó a trasladar al centro urbano de Padrón. Su vinculación con el apóstol Santiago se debe a que, según la tradición, aquí fue donde el santo predicó por primera vez cuando estuvo en España. Poco tiempo después, sus restos fueron traídos a esta zona y al amarrarse la barca al pedrón del que hemos hablado antes se comenzó a usar este último nombre.

Iria Flavia también es conocida por ser el lugar de nacimiento de Camilo José Cela, Premio Nobel de Literatura en 1989. De hecho, aquí se encuentra la Fundación Camilo José Cela, un gran museo dedicado al escritor en el que se recogen todas sus obras, sus cartas, su biblioteca y otros escritos inéditos. Desde esta fundación se organizan visitas literarias por la zona en las que podremos conocer los lugares que tuvieron importancia en la vida y la obra de Cela.

Estatua de Rosalia de Castro

Casa Museo de Rosalía de Castro

Otro de los lugares que no debemos perdernos en nuestra visita es la Casa-Museo de Rosalía de Castro, situada en la Casa da Matanza donde la escritora pasó los últimos años de su vida hasta su fallecimiento en 1885 con tan solo quad 8 años de edad. La casa fue restaurada en 1971 y convertida en Casa-Museo un año después. La Fundación Rosalía de Castro es la actual propietaria del lugar.

En esta casa museo podremos recorrer la vida y obra de Rosalía de Castro. En la planta baja descubriremos a esta importante figura de la cultura gallega mientras que en la primera planta caminaremos por una recreación ambiental de una casa rural de la época, seguro va a entusiasmar a nuestros hijos.

Turismo activo en el río Ulla

Dejando atrás la historia y la cultura. En Padrón también podremos divertirnos en familia gracias a las posibilidades de turismo activo que encontramos en la zona. El entorno natural del río Ulla es un lugar idóneo para realizar una gran variedad de actividades con las que disfrutar en nuestras vacaciones.

Algunas de las opciones de ocio más demandadas en torno al río Ulla son los cursos de iniciación y perfeccionamiento de actividades como el rafting, barranquismo, kayak, actividades con cuerdas. También nos podemos divertir en rutas en quad por la naturaleza. No pueden faltar entre todas estas experiencias la navegación en canoas.

Pero esto no se acaba aquí ya que hay muchas otras variadas actividades que podemos compartir en familia como, por ejemplo, el senderismo, montar a caballo o meternos en una batalla de paintball. Y solamente para los más atrevidos, existe la posibilidad de poner a prueba nuestro valor con una sesión de puenting.

La Ruta del Pimiento de Herbón

Seguro que hablando de Padrón se viene a la cabeza el recuerdo de los famosos pimientos que unos pican y otros no. Pues bien, estos famosos pimientos tienen su origen en el convento de Herbón cuyos padres franciscanos trajeron las semillas a su regreso de las misiones en América. Estos pimientos comenzaron a cultivarse solamente en los terrenos del convento pero con el paso del tiempo se han extendido por toda la parroquia y hoy día son reconocidos no solo en España sino también fuera de nuestro país.

La Ruta del Pimiento de Herbón comienza en el convento de San Antonio Herbón fundado en el año 1396. Este lugar ha sido destinado especialmente a la vida de retiro y a ser colegio de misioneros, esto es, el lugar al que iban todos los religiosos que querían dedicarse a las misiones de América. Durante el siglo XIX permaneció casi 50 años sin frailes y es a partir de 1885 cuando este convento comienza a funcionar como Convento PP Franciscanos, ejerciendo además las funciones de seminario franciscano.

La iglesia del convento fue construida en el siglo XVI pero se derrumbó en 1663 y fue reconstruida a principios del siglo XVIII. Su valor histórico y artístico se centra especialmente en el campanario, el coro, el órgano, y la sacristía. Las distintas zonas del templo y, supuesto, el altar, están presididas por varios retablos de estilo barroco muy ornamentado.

Tratándose del pimiento de Herbón, no podemos dejar de mencionar la huerta del convento, donde este tipo de pimiento fue plantado por primera vez hace más de 300 años. Además, en este lugar fue también donde se cultivó por primera vez la patata para el consumo doméstico. Actualmente, se sigue manteniendo la tradición de cultivar especies de todo el mundo como por ejemplo los aguacates, los guayabos y los kiwis. En la huerta destaca, además, una palmera datilera que fue plantada ya hace aproximadamente 150 años junto a otra que cayó hace años tras un temporal y que fue reemplazada en el año 2010 por un grupo de ex alumnos del colegio del convento.

Lamprea cocinada

Una gastronomía única

La gastronomía de Padrón está presidida obviamente por sus famosos pimientos. El pimiento de Herbón cuenta con la certificación de Denominación de Origen Protegida que abarca los municipios de Padrón, Rois, Dodro, Valga y Pontecesures. Su producción abarca de mayo a octubre ya que se combina la plantación de invernadero con la del aire libre. Estos pimientos son famosos por el conocido dicho de que unos pican y otros no; el factor para que piquen o no es medioambiental así que siempre tenemos que estar dispuestos para la sorpresa.

El otro producto gastronómico estrella de Padrón es la lamprea, una especie de pez sin mandíbula que mantiene una apariencia primitiva. Suele adherirse a las piedras de los ríos para evitar ser arrastrada por la corriente aunque vive en el mar cuando no está en fase de reproducción.

Existen varias fiestas gastronómicas en Padrón a lo largo del año. Una de ellas es la Fiesta Gastronómica del Pimiento de Herbón celebrada el primer sábado del mes de agosto y considerada Fiesta de Galicia de Interés Turístico desde 2001. Durante esta celebración se puede degustar de forma gratuita el extraordinario sabor del pimiento de Herbón. En octubre se celebra el evento Saborea Padrón, un referente de la gastronomía local que se convierte en una excelente oportunidad para degustar las mejores tapas locales a precios populares. En marzo, podemos disfrutar de las jornadas gastronómicas dedicadas a la lamprea del río Ulla.

Padrón también en el móvil

Entre tradición, historia y cultura, también hay sitio para la tecnología y es que el Concello de Padrón es pionero en la promoción turística de su zona gracias a la aplicación para móvil que ofrece información personalizada a peregrinos y visitantes pero también a sus ciudadanos en general.

Además, se han realizado mejoras en la aplicación dirigidas a potenciar el comercio local mediante una ampliación que incorpora un sistema de geolocalización. El Ayuntamiento ha situado 10 puntos en la zona para que los usuarios de la aplicación reciban actualizaciones sin tener acceso a Internet, lo cual supone toda una revolución tecnológica en este tipo de plataformas.

padron.gal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *