Lugo: experiencias que nos cambian

Lugo es uno de esos destinos que nos encantan a cada paso pues está lleno de maravillosos rincones y reconfortantes sorpresas que hacen que nuestras vacaciones sean muy especiales. Profundos cañones, el paisaje costero, castillos, montañas nevadas y mucho más nos recibirán en Lugo para disfrutar de la naturaleza en familia al mismo tiempo que nos empapamos de historia y cultura.

La provincia de Lugo se divide en cuatro geodestinos (A Mariña, Lugo-Terra Chá, Ancares-Courel y Ribeira Sacra) en los que podemos encontrar desde el mar hasta actividades de montaña, pasando por rutas de senderismo o fluviales en las que disfrutará toda la familia. No hay que dejar atrás su magnífica gastronomía, que además nos da la ocasión de charlar con nuestros hijos acerca de nuestras aventuras mientras degustamos un buen plato de comida.

A Mariña

Desde Ribadeo hasta Viveiro existen un montón de lugares en los que tanto los pequeños como los mayores podemos disfrutar. Como punto de partida podemos conocer la historia de los indianos en la localidad ribadense gracias a sus edificaciones para después maravillarnos con la monumental playa de las Catedrales donde descubriremos edificaciones hechas por el mar: acantilados imposibles, arcos y cuevas marinas esculpidos por la fuerza de las olas y la erosión de la sal y el agua.

Otra opción es tomar una embarcación turística desde el puerto de Ribadeo en la que realizar una agradable y educativa travesía por la ría conociendo de primera mano su diversidad natural y las actividades que en ella se practican.

Tras el recorrido en barco por la ría, podemos disfrutar de una relajada caminata por el paseo marítimo desde el entorno del singular faro de Isla Pancha hasta el antiguo cargadero de mineral hasta donde llegaba el tren minero de A Pontenova. Desde aquí pondremos rumbo hacia la Playa de las Catedrales.

En Mondoñedo y Lourenzá, dos localidades del interior de la provincia, nos daremos el gusto de pasear por sus estrechas calles y además podremos realizar tramos del camino de Santiago en los que contactaremos con la naturaleza y las costumbres de la zona.

En O Vicedo tanto pequeños como mayores disfrutaremos de la ruta del Fuciño do Porco, un sendero corto que transita paralelo al mar Cantábrico en la que se puede disfrutar de la naturaleza en un paseo adaptado para todos los públicos.

Durante el verano se celebran varias fiestas que recrean la historia de de las villas mariñanas. Es el caso de las Ferias Medievales de Mondoñedo y Viveiro y el Mercado Medieval de Alfoz, la Romaxe Vickinga de O Vicedo, la Fiesta Normanda en Foz, la Fiesta Indiana en Ribadeo o la Castrexa en Burela, entre otras. Sin duda, son actividades que harán las delicias de los pequeños por su vistosidad y su animación.

Para aprender más acerca del mar pueden visitar el Museo Provincial do Mar que se encuentra en la localidad de San Cibrao (Ayuntamiento de Cervo). En él podremos ver desde restos de navíos hasta esqueletos de animales marinos.

Terra Chá y Lugo

En este geodestino niños y padres aprenderemos sobre la historia romana y castrexa gracias a los asentamientos existentes y, sobre todo, a la Muralla Romana de Lugo, la única en el mundo que mantiene su perímetro al completo y que ostenta el título de Patrimonio Mundial de la Humanidad. Además, el Río Miño a su paso por la ciudad y las localidades vecinas es una opción perfecta para pasear por una zona llena de naturaleza gracias a su cinturón verde. De la misma manera, Lugo es una ciudad concebida para disfrutar mientras se recorren sus calles, plazas y monumentos.

Tanto el concello de Lugo como el de Friol cuentan con dos museos que forman parte de la Red Museística de la Diputación de Lugo. En el caso del Museo-Fortaleza San Paio de Narla, las vestimentas de los caballeros y la fortificación llamarán la atención de los más pequeños de la casa que se sentirán como auténticos caballeros. En el caso del Museo Provincial de Lugo, podremos ver una de las mayores colecciones de oro con el Torques de Burela como mayor valuarte de esta colección, sin duda todo un privilegio.

Si por otro lado decidimos salir de la ciudad de Lugo en dirección Ribadeo, encontraremos a 23 kilómetros el Castro de Viladonga, un yacimiento fortificado que nos permitirá viajar en el tiempo para conocer de primera mano cómo vivían nuestros antepasados. La visita a este castro se complementa con el museo arqueológico en el que se exhiben de forma amena y muy visual restos encontrados en la excavación que conectan con detalles cotidianos del día a día de sus antiguos pobladores. Será una forma atractiva para dar a conocer a nuestros hijos aspectos del pasado de la zona.

Todavía en la Reserva de la Biosfera Terras do Miño, la laguna de Cospeito y su entorno es también un lugar perfecto para visitar en familia. Podemos empezar el recorrido en la Casa de las Aves donde conoceremos las aves que alberga este espacio natural y después continuaremos realizando un sendero circular por la laguna haciendo parada en los observatorios de aves que la rodean. En Guitiriz, los paisajes del agua nos ofrecen senderos en los que descubrir ríos, regatos e ingenios hidráulicos que sorprenderán a los niños.

Sin salir de las cercanías de Lugo, en el municipio de Sarria tenemos el Centro de Educación Ambiental de la Granja Barreiros que organiza campamentos y talleres para realizar en familia. Si complementamos estas actividades con una visita al museo del pan de la Panadería Pallares, la diversión estará más que asegurada.

Ancares-Courel

Situada en la zona oriental de la provincia, esta región destaca por la vinculación formada entre la naturaleza y el ser humano. Es un área singular con increíbles contrastes de altura de hasta 1600 metros y llamativas construcciones populares, además de paisajes vírgenes y una característica flora y fauna que hace de este espacio un lugar único. Sin duda, estamos ante la Galicia más genuina y que mejor ha conservado su patrimonio natural y cultural.

Este territorio destaca por la apuesta que en él se hace por el ecoturismo. De hecho allí encontraremos numerosas rutas de senderismo y actividades para realizar con los más pequeños en plena naturaleza. Las pallozas en la O Cebreiro, antiguas viviendas tradicionales con tejado cónico hecho a base de paja de centeno, llamarán la atención de los niños ya que en la actualidad algunas han sido recuperadas como museo.

Desde O Cebreiro o desde Piornedo, podemos continuar hacia la parroquia de Doiras y visitar su castillo, donde la tradición sitúa la leyenda de una princesa que por encantamiento se convierte en cierva. En O Courel sigue la magia gracias a encantadoras aldeas como Seceda o Froxán y los profundos bosques de castaños que en otoño ofrecen sus frutos para celebrar los tradicionales magostos, encuentros de carácter popular y festivo que sacan a la luz el carácter alegre y acogedor de la gente de la zona.

Por último, en los municipios situados más al norte como en A Fonsagrada, lugar de paso del Camino Primitivo de Santiago, encontramos interesantes actividades que realizar en familia como hacer una visita al Museo Comarcal, ver la espectacular cascada de Vilagocende y su caída de 50 metros o rcorrer la ruta de las seimeiras de Queiroxo. Son lugares que harán que nuestro paso por estas tierras sea inolvidable.

Ribeira Sacra

Uno de los mayores atractivos de este geodestino es, sin duda, los valles del Miño y del Sil donde las colinas se abren para dejarnos disfrutar del paisaje. De hecho, son los ríos los que guían y conforman el turismo en esta zona. La Diputación de Lugo ofrece la posibilidad de realizar una ruta en catamarán por el Cañón del Sil y otra por el Río Miño en Cabo do Mundo.

La Diputación de Lugo cuenta también con un museo propio en esta zona. Se trata del Pazo de Tor, una vivienda familiar del siglo XIV en la que hoy en día se puede ver cómo vivían sus inquilinos en aquella época. Este viaje en el tiempo ayudará a que nuestros hijos comprendan cómo era la vida cotidiana en el pasado.

En Monforte de Lemos, capital de esta zona, se encuentran espacios culturales como la Torre del Homenaje del Castillo de los Condes de Lemos, el Museo del Ferrocarril de Galicia, el museo Casas de Muñecas o el Centro del Vino donde nos llevarán a vivir una experiencia sensorial que nos ayudará a conocer en profundidad aspectos de la historia del territorio. Todos estos lugares están pensados también para los más pequeños de la casa.

Además, el Consorcio de Turismo de la Ribeira Sacra puso en marcha este año la campaña Búskalo en la Ribeira Sacra, una iniciativa que pone en valor este territorio ya que lo convierte en una gran sala de escape, un juego con numerosas pruebas pensado especialmente para nosotros, las familias.

Más información:

Diputación de Lugo- Turismo

982 260 000

turismo.deputacionlugo.gal

turismo@deputacionlugo.org

Rutas en catamarán

982 260 196

reservas.rutasembalses.es

catamaranes.turismo@deputacionlugo.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *